Progresivos


Veámonos el dia de hoy. Hemos avanzado mucho no? Somos mucho mejores que antes? La medicina nos permite envejecer con dignidad, nacer con mejores oportunidades de sobrevivencia, vivir una vida sin violencia, con un trabajo gratificante. El conocimiento humano está al alcance de todos, estamos más comunicados, nunca solos… Hemos avanzado para ser mejores.

 

O por lo menos eso es lo que el mundo nos vende. 

Para ser honestos, hemos ido en desmejoria, podemos verlo desde la música barroca instrumental de las sinfónicas, hasta lo que hoy llamamos música. Desde los bailes de salón, hasta lo que se baila hoy. Desde el pudor de la vestimenta, hasta andar prácticamente desnudos. Desde proteger la vida y dar nuestra propia vida por otro; hasta justificar las muertes inocentes, para mantener nuestro estado de comodidad social y financiera. 

No es la primera vez que pasa. De hecho ha sido un movimiento viejo que empezó en el Renacimiento. Dejar los “mitos” de un Dios creador, para caminar a un futuro más brillante y comprender que venimos del “mono”.

El Último siglo, ha sido testigo de las matanzas más grandes de la historia humana. La primera y segunda guerra mundial, las matanzas ideológicas del comunismo y la guerra fría y últimamente el genocidio mundial más grande: El Aborto. 

Hemos desmejorado tanto, que ahora el humano prefiere “comprar” la incertidumbre que vende el mundo, antes que la certeza que tenemos en Dios. 

Es preferente asegurar que no podemos estar seguros de nada, puesto que no hay absolutos; que siquiera pensar que la palabra de Dios puede brindarnos algún tipo de camino fijo. 

La Biblia lo resume de la manera más correcta:

Romanos 1:21-23 “Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.”

Esto no termina aquí. Todo esta maldad desatada, si bien no es directamente nuestra culpa, es nuestra responsabilidad. 

Mateo 16:17-18“Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.” 

1 de Timoteo 3:15 “para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.”

La Iglesia, baluarte de la Verdad, quien tiene el poder de Dios, en Su Palabra, de quien Cristo dijera que el Hades no iba a prevalecer contra ella; su cuerpo, nosotros… Hemos comprado de la misma ideología. 

Creemos que la Biblia es opcional, aplica solamente en “cuestiones espirituales” pero cuando se trata de la vida o los negocios, no robarás, respetar las autoridades que por Dios han sido establecidas, incluso no matarás; se vuelven “sujetos a interpretación” 

El mundo va sin freno hacia el fin, y nosotros quienes fuimos dejados para despertarles de su sonambulismo, hemos decidido que es mejor quedarnos callados para “vernos” bien. 

Error. 

 Nos Vemos Pronto