Hoy -Vs- Mañana

La vida es dura. Esa ha sido una de las verdades que me compartieron desde joven. Pero en el entorno de la escuela, del sistema casi-perfecto de: “estudia y pasas; esfuérzate y logras”, la realidad de: La Vida es dura no tenía gran sentido.

Años después, hoy, esta verdad está por todos lados. Yo podría añadir: La vida es dura e injusta. Personas que “no son tan malas” terminan mal y quienes “no son  nada buenos, terminan bien”
Quienes engañan y roban y mienten, prosperan; mientras que quienes son honestos, son tratados como bobos y no se “superan”.

La vida es dura e injusta. Puedo entender al 100% el porqué las enfermedades de salud mental están en ascenso. Solo en Estados Unidos, el 18% de la población (300 millones) dice tener algún grado de Ansiedad y la organización mundial de la salud dice que 300 millones de personas alrededor del mundo sufren de Depresión clínica.

Para todos aquellos que viven para el Hoy, para la vida natural, para aquellos que el fin de sus días es una tumba oscura sin mas: Les entiendo. La vida es dura, es injusta y además es sin esperanza alguna.

Pero esa no es la Verdad. Esa no es la Realidad.

En este mundo hay muchísimas voces que promueven lo anterior. “La vida es hoy, no hay mañana” Peor aún hay quienes dicen “No hay nada después de la muerte, no hay Dios, no hay paraíso, no hay castigo… solo existimos nosotros ahora.

Romanos 8:18 “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.”

El Creador Nos ha dicho mediante su palabra que si hay esperanza. Que la vida si tiene sentido y que lo que vivimos ahora, no es absolutamente nada comparado a lo que experimentaremos cuando lleguemos frente a Él, y seamos invitados a vivir en Su casa, el Paraíso.

Si esto es cierto, toda adversidad es aguantable. Toda ansiedad depresión, por grande que sea es superable. Toda prueba se acaba y todo dolor se calma.

Tenemos salida!
El mundo no se acaba con el cambio climático.
Tenemos esperanza!
Lo que vemos, el gobierno en el que vivimos, el estatus socieconomico o el estado de salud en el que vivimos, no es lo único que existe.

Ahora, Existe un pequeño detalle.

Para aquellos sin Cristo: Lo que vemos, lo que vivimos, lo que sufrimos; Sí es el único paraíso que ellos van a gozar.

Para quienes le conocemos, quienes le hemos recibido como Señor, único y suficiente dador de salvación, esto que vivimos es lo peor que vamos a experimentar.

La Clave es vivir el Hoy, como si ya fuera “el Mañana glorioso” en el que ya vivimos con Él.

Si vivimos con los ojos puestos en la meta espiritual, que es el Reino de Dios. Si vivimos para Él, bajo sus estatutos; sabiendo que al final no hay muerte sino solo un cambio de domicilio, entonces tu vida será diferente.

Comencemos el año 2020 recordando:

1 Juan 5:12 “El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.”

Si le tenemos a Él, tenemos todo.

Nos Vemos Pronto