COVID19 contra el hombre y la solución


Todos están tratando de buscar una solución, aunque sea ilusoria. El pánico se ha apoderado del mundo. La bolsa de valores se ve amenazada, la sociedad y nuestra rutina ha cambiado y todo por un conjunto de proteínas, minúsculo.

Esa es la realidad de nuestra situación humana. Somos frágiles.
Salmos 103:13-14 Como el padre se compadece de los hijos, Se compadece Jehová de los que le temen. Porque él conoce nuestra condición; Se acuerda de que somos polvo.

No importa toda nuestra inventiva, nuestros avances tecnológicos, la ciencia. Solo hay un Dios, uno que es todopoderoso.
Es risible ver a los “sofisticados” humanos del siglo XXI avocándose a teorías de “Nostradamus” enviando noticias falsas por temor a que sus miedos sean reales. El gran hombre asustado por algo más pequeño que el polvo que alcanzamos a ver.

Adonde quedó el dinero, ¿no se enferman y mueren ricos y pobres igual?
Proverbios 18:11 
Las riquezas del rico son su ciudad fortificada, Y como un muro alto en su imaginación.

¿El hombre “educado” y “sabio” de este siglo, no puede rebajarse a una religión cierto?
A un conjunto de creencias que vengan de algunos escritos, que algunos elegidos tienen en alta estima, que pregonan desde sus púlpitos y que se apoyan en cosas que no se ven.
Si eso de arriba, suena cierto, entonces los escritos científicos en los diarios y libros de texto, los científicos, las ponencias científicas y pláticas sobre virus invisibles, también deberían ser dejadas de lado.
Claro me dirás que el microscopio electrónico, y que lo hemos visto! Pero le has visto? Cómo compruebas que la imagen del microscopio es lo que es? Estas utilizando la certeza y convicción de lo que no se ve… en otros términos: fe en la ciencia.

Nosotros vivimos en este planeta por la misericordia de nuestro Dios. Quien permite la lluvia sobre buenos y malos, quién da de comer a todos y ofrece su regalo de salvación a todos.

La solución, no es volverse a los hombres que no tienen la respuesta. Es volverse a Dios que, no importando la pregunta, es la respuesta.

Proverbios18:10 Torre fuerte es el nombre de Jehová; A él correrá el justo, y será levantado.

Salmos 103:8-17 Misericordioso y clemente es Jehová; Lento para la ira, y grande en misericordia. No contenderá para siempre, Ni para siempre guardará el enojo. No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades, Ni nos ha pagado conforme a nuestros pecados. Porque como la altura de los cielos sobre la tierra, Engrandeció su misericordia sobre los que le temen. Cuanto está lejos el oriente del occidente, Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones. Como el padre se compadece de los hijos, Se compadece Jehová de los que le temen. Porque él conoce nuestra condición; Se acuerda de que somos polvo. El hombre, como la hierba son sus días; Florece como la flor del campo, Que pasó el viento por ella, y pereció, Y su lugar no la conocerá más. 
Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen, Y su justicia sobre los hijos de los hijos;

La Solución es volvernos al Dios de sabiduría, rendir nuestras vidas al Rey de la creación y pedirle a nuestro Papá por ayuda en este momento, porque Él no nos olvida.

Filipenses 4:6-7 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

La solución a nuestro estrés, a nuestra aflicción, en esta o en cualquier prueba no viene por terapistas, por sicólogos, psico-fármacos… viene de Dios.

Y su paz que SOBREPASA, no mí o tú, sino todo entendimiento nos guardará nuestras mentes. Dejemos a Dios obrar un milagro en el mundo. Pidámosle.
Cristianos, enseñémosle al mundo que Nuestro Dios es un poderoso gigante que nos ama.

Nos Vemos Pronto