COVID19 nos lo advirtieron hace más de 2000 años.

Cada vez que hay un suceso grande, hay quienes tratan de explicarlo por un sistema de creencias, ya sea místicas o sistemáticas.
Ya salieron quienes dijeron que el virus fue predicho por Nostradamus; o quienes aseveran que es un arma biológica contenida en un laboratorio de China.

Sea cual sea el origen, desde antes que se supiese que había organismos “invisibles” aún más pequeños que una célula, hubo alguien quien acertadamente nos contó la cronología de los sucesos que sucederían en el futuro.

No, no es el reportero del tiempo. (que muy a menudo se equivoca) Estamos hablando de un tipo de “periódico del mañana” que no se ha equivocado hasta la fecha.

Este “periódico” del futuro, se atrevió a predecir:
Que un país destruido por el imperio romano, cuyos habitantes fueron echados de ese territorio, sus monumentos culturales pulverizados, sus ritos sociales obliterados y su tierra convertida en desierto y ocupada por otras etnias por 1900 años; iba a resurgir como 1- País, 2- Pueblo con identidad cultural propia 3- Iba a perdurar y jugar un papel importantísimo en el panorama mundial.
Un país quebrado no puede ser potencia. La Profecía no solo hablaba de que aparecería de nuevo, sino que vencería a sus vecinos y que “reverdecería”, algo que podemos ver, pues ya no es desierto sino uno de los más importantes exportadores de fruta. Un país del primer mundo, el pequeño Israel. Si lees toda la biblia verás que, a través de sus páginas, Dios se refiere a él como la “higuera”

Refiriéndose a sus 3 años en la casa de Israel, nuestro Señor Jesús nos dijo:
Lucas 13:6-7Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló. Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra?

La Higuera fue cortada por 1900 años, pero fue el mismo Señor Jesús quien nos dijo que lo imposible pasaría:
Mateo 24:32-33 “De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas.”

Es este Periódico del mañana, la Biblia, el que nos dice que para este tiempo de Mateo 24, el cual el Señor creador le llama “tiempo cercano al fin”, habrá pestes, hambres y terremotos en diferentes lugares. Si Dios no hubiera querido que supiéramos las señales hubiera venido antes que los satélites nos dejaran ver el globo terrestre.
Sabemos que en muchos lugares hay terremotos, como hubo en Croacia hace unos días. Sabemos que hay hambre en África, y que la plaga de langostas traerá más en estos días, y más patentemente podemos ver los efectos del coronavirus alrededor nuestro, donde sea que vayamos.

Mateo 24:5-8 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. y Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores.

Esto es el principio, confiaremos en el hombre para sobrellevar esta prueba, o clamaremos a quien diseñó y creo al virus y al hombre por ayuda?

Tu decisión
Nos vemos pronto.

Orgullosamente Orgulloso

Antes, celebrábamos vivir de manera desinteresada, siendo sencillos. Era honorable el ser voluntariamente una buena esposa, un buen esposo, un buen hijo, un buen ciudadano; ir y desinteresadamente luchar contra el nazismo, cuando podrías haberte quedado en casa cómodamente.

Celebrábamos la humildad humana, pues el humano es más, cuando es menos; menos centrado en su propio bienestar, propia felicidad y placer.

Cómo llegué a esta conclusión tan opuesta a nuestra cultura llena de yo? La respuesta es: fuegos artificiales el 4 de Julio.

Un incendio fue iniciado cerca de mi casa. Alguien en su “sabiduría” pensó que iluminar el cielo por segundos, valía la pena para poner en riesgo la casa de muchas familias; no lo hizo cerca de la suya, sino de la de otros.

Luego, después del show de pirotecnia, el lugar desde donde lo presenciamos quedó lleno de basura. Lo interesante fue el comentario que saldría de esto: “La gente no tiene orgullo propio”, refiriéndose a que no se valoran a sí mismos lo suficiente para dejar limpio.

Yo creo que tenemos demasiado. Nos rebalsa el orgullo propio. Nadie recogió su basura porque: “para lo que cobran, de seguro hay alguien que puede hacerlo”, “para qué no ponen más basureros”. Con este tipo de orgullo, nos sentimos por encima de todo y todos.

“Altivez de ojos, y orgullo de corazón, Y pensamiento de impíos, son pecado.”

Proverbios 21:4

Nuestra cultura del orgullo, (de primero yo, lo que prefiero, lo que soy, lo que siento) nos ha traído aquí, a extinguir la caridad, honestidad y benevolencia.

Fíjate que nos “cuidamos” de no tomar alcohol, de no matar, de no adulterar y fornicar, pero el orgullo…re-léelo… El orgullo es pecado.

Lo hemos llamado orgullo, pero realmente es el egoísmo vestido de magnificencia.

Ya no celebramos a los soldados dando sus vidas por derrotar el nazismo, sino a estrellas del deporte y Hollywood.

Ya no celebramos a las mujeres dando sus vidas para otros en la maternidad, sino más bien a quienes egoístamente matan a los bebés en sus entrañas, para mantener su estado de comodidad.

No celebramos el ayudar económicamente, sino amasar cuánto dinero quepa en el banco.

Ya ni siquiera nos celebramos los unos a los otros, y si lo hacemos, es a aquellos que nos causan un bien, para ver que conseguimos luego.

Los que llamamos a Dios: “Padre” y hemos reconocido que Jesús es el Rey, no podemos seguir viviendo así.

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.”

Efesios 2:8–9

El regalo más importante que se nos ha dado: La salvación. Ha venido de Dios. Gratis! Para que nos sea Ridículo-Imposible querernos sentir orgullosos por nuestra santidad fuera de Él.

El reconocer que somos pecadores, que Jesús es el único que puede salvarnos y que somos incapaces de hacerlo por nosotros mismos: Es un acto de humildad. No hay porqué sorprenderse que las iglesias estén vacías de cristianos genuinos y llenos de “cristianos” que se adoran a sí mismos.

La envidia y avaricia han llegado a su nivel más alto, al punto de ni siquiera tener que atacar físicamente a otro para matarlo, sino que se le destruye difamatoriamente y a esto se le llama: táctica para el éxito.

Somos los Mejores humanos que hemos vivido, dice el mundo y tienen razón. Hemos dado rienda suelta a nuestra naturaleza pecaminosa, si no me crees, solo sintoniza las noticias por la mañana.

Para quienes conocemos al Rey Jesús, decimos que le seguimos y hemos sido comprados por su sangre y libertados de este mundo; debemos ser diferentes, porque nuestra naturaleza es diferente.

“Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.”

1 Juan 2:16

Vanagloria, Es gloria que no merecemos, obtenida mediante egoísmo. Examinémonos! Si tenemos los mismos gustos, si actuamos de la misma manera, si utilizamos nuestro tiempo en lo mismo que el mundo lo utiliza; Habremos cambiado?

-Si tiene pico de pato, hace como pato y camina como pato, es? … Pato.-

Nos vemos pronto

El Sermón del monte: práctico.

Todos estos posts del sermón del monte, comenzaron por una reunión en la que se exponía el contexto de un par de los diez mandamientos. El error más grande que podemos cometer es no entender los textos de la Biblia en su contexto histórico, quien los escribe, para quien los escribe, en que momento histórico-espiritual-dispensacional los escribe.

Estos diez, no son los únicos diez Per se. Más bien son un resumen de toda la ley de Moisés y estos diez, a su vez, también se encuentran resumidos en dos:

“Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

Mateo 22:37–39

No me dejes decirlo a mi solamente,

“Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

Romanos 13:9

Haz visto esas reglas flujográficas, que dicen: “Si pasa esto, haz tal cosa y si pasa esto otro, procede de esta otra manera”?

Esto es exactamente lo que este resumen de la ley significa, en caso de duda: Estás amando a tu prójimo como a ti mismo con lo que haces?

Si la respuesta es si, adelante! Si la respuesta es no, detente.

“Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.”

Mateo 5:22–24

El sermón del monte era un llamado a corregir la “sobre-espiritualidad” vacía de quienes lo oyeron por primera vez.

En su contexto judío hablaba de la presentación de ofrenda, que era para perdón de pecados. Era el rito central del templo judío: tener paz con Dios mediante el sacrificio de un holocausto.

Jesús estaba diciendo: Antes de traer sacrificio “físico”, Lo que cuenta es que cumplas la ley verdaderamente al hacer sacrificio espiritual, haciendo lo correcto; no es por un rito.

Ahora hablando a cristianos del siglo 21, quienes sabemos que la Salvación es por medio del Sacrificio de Cristo en la cruz, qué pues tiene que ver dejar la ofrenda frente al altar?

“Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.”

Marcos 11:25

Nuestro momento de sacrificio, no es al llegar a un altar, llevando un cabrito u oveja o cualquier otro.

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.”

Romanos 12:1

En Romanos, se nos ha dicho que nuestro sacrificio, es un sacrificio vivo, nuestro cuerpo el templo del Espíritu Santo y por tanto nuestra vida en general está “frente al altar” siempre. Cada acción una ofrenda, a cada paso: perdonar y pedir perdón. Eso es seguir lo que Dios nos ha enviado.

Hubo una frase famosa en inglés y español que abreviaban wwjd? “Que haría Jesús? “ Lastima que la iglesia en vez de dar la respuesta, la dejó a la Imaginación del mundo o de personas que se llaman cristianos. En vez, la iglesia debe decir: “Yo se lo que haría Jesús: Amar a su prójimo, como ya lo hizo rescatándonos a todos.

Nos vemos pronto.

Te apuesto que no lo sabías

Nuestra mente nos miente.
Para poder funcionar de manera cotidiana, debemos asumir que sabemos más, de lo que realmente sabemos. Como así?

Imagina que vas caminando hacia tu cuarto, a buscar tu teléfono que dejaste allí. Vas desde la cocina. Asumes que todo sigue igual, cómo lo dejaste. Podrías recorrer el mismo trecho con los ojos cerrados. Puedes visualizar adonde esta tu teléfono, a la par de una revista sobre tu mesa de noche. Todo esto es mentira. Maquinaciones de tu mente para que puedas hacer lo que te has propuesto. Quién te asegura, que tu cuarto no desapareció en un hoyo  hecho por una tubería rota, o que un árbol no le cayó encima o que tu teléfono no se cayó y se rompió?

Nuestros sentidos son confiables, pero luego que nuestros sentidos no están siendo expuestos a lo estamos observando-tocando-saboreando-oliendo-oyendo nuestra mente es quien se encarga de retener la información que hemos obtenido. La mente, lo asocia- le pone el filtro de nuestras prejuicios y lo empaqueta y guarda en una categoría preestablecida.
Muchas veces sin embargo nuestra mente nos juega sucio y nos miente.

Nuestra mente no solo cambia grandes cantidades de información. Podemos verlo incluso cuando Dios acababa de crear la tierra, y las escrituras solo se resumían a una o dos oraciones que Dios le había dado a Adán:

Génesis 2:16-17 “Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.”

Estas fueron las palabras de Dios.
Sus lineamientos, sus mandamientos, su ley se resumían en: No comer del Árbol.
Quién no diría? -“Yo eso ya lo sé” -“Es solo un mandamiento, lo hemos estudiado tanto… -“Qué más hay que saber de él?”

Dios le dio este mandamiento a Adán. Probablemente él no hizo lo suficiente para enseñarle a su esposa las palabras de Dios. Probablemente, en su mente, esto era algo tan simple, tan trillado, tan vastamente estudiado, tan repetido que “no era necesario” seguir estudiándolo.

Cuando la serpiente habla con Eva, podemos ver que aunque era una oración, Eva no sabía lo que Dios había dicho.

Génesis 3:2-3“Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.”

Ciertamente la serpiente “no mintió” a Eva. Ellos no iban a morir físicamente, pero sí espiritualmente. Todo por no seguir estudiando las escrituras.

Déjame proponerte lo mismo, solo que acerca de los mandamientos de Dios hoy.
Lees Juan 3:16 o lo recitas a velocidad de locutor de radio y ya no lo piensas. Leemos los 10 mandamientos y los relegamos a las películas de semana santa.

El no estudiar, confiar, y seguir las escrituras al pie de la letra nos trajo a vivir en este mundo, continuar con lo que nuestros primeros padres nos enseñaron, puede llevarnos a repetir la historia.

Nos Vemos Pronto

 

 

Hola al 2019

Buenos días!
Ya ha amanecido siendo 2019 por 42 días, seguramente has tenido 42 razones por las cuales estar vivo y 42 razones por las cuales darle gracias a Dios.

Hace un par de días, tuve la oportunidad de asistir a una conferencia de enriquecimiento pastoral. No soy pastor, pero los asuntos del reino de Dios siempre me han atraído.
Lo allí expuesto, en parte, es lo que quiero compartir aquí, pues creo que es una de las situaciones más comunes de la vida cristiana en el hemisferio occidental.

De que hablo? Pues, de nuestra famosa creencia de pensar que ya hemos oído, estudiado, visto y entendido todo lo relacionado a Dios, el Reino, y nuestro Rey Jesús.

De este lado del mundo, cuando ves una cruz; tus pensamientos no flotan hacia la isla de malta o el Ankh egipcio, más bien la relacionas con la iglesia o Jesús o alguna religión cristiana.
Eso es porque vivimos en la cultura del hemisferio occidental.
Se nos ha hecho creer que este pedazo de mundo es “cristiano” que los valores occidentales, representan los valores cristianos por excelencia y por ser un “trozo de tierra” extenso; a veces ni siquiera tenemos la capacidad de entender, la ausencia e ignorancia de Cristo que otros lugares puedan tener.

Mi hermanita me mostró una cita que realmente tuvo un impacto en mí. Puesto que esto es la Iglesia hoy. (sobre todo en occidente)
La cita dice: 

“El cristianismo hoy, es la versión moderna de la parábola del fariseo y el cobrador de impuestos. En donde el nuevo Fariseo llama a la prensa y da un mensaje que dice:
No somos como esas malas personas conservadoras! – Nosotros damos de regreso a nuestra comunidad, y mucho Nosotros apoyamos la diversidad de genero!
En el esfuerzo vano de asegurar la aprobación del mundo. Estos nuevos cristianos temerosos publicitan sus buenas obras al mundo, con la esperanza que el mundo los ame de regreso.” 

Ni lo sabemos todo, ni nos comportamos como debemos, ni tampoco podemos decir que los valores de occidente son valores cristianos.
Si nos atrevemos a decirlo de alguna forma, los principios de occidente se basan o se basaron en valores cristianos. Igualdad, libertad, derecho a la vida; etc.

Si hablamos de los nuevos valores de occidente; hablamos de: Codicia, egoísmo, asesinato sistematizado (aborto), secularización global, corrupción…
Nadie se ha puesto a pensar que los valores cristianos datan de un tiempo donde no había cristianos, si seguimos la línea de tiempo hacia atrás, ellos inician con el pueblo judío, un pueblo del oriente medio.
Los valores no están atados a una localización geográfica, sino al Rey.
A nuestro Dios y a nuestro Señor Jesús.

En cuanto a saberlo todo, eso lo vamos a hablar en el siguiente post, mañana. 
Muchas cosas interesantes que se expusieron en la conferencia a la que asistí, son dignas de exponer; predicar y pregonar. Pues nos dan un acercamiento más profundo a lo que nuestra mente de manera equivocada piensa que ya sabe.

Nos vemos pronto

 

El gobierno de Dios.

Las implicaciones son gigantes y las repercusiones eternas. Dios reina ya!
Jesus ES el rey de la creación. Probablemente es o no el Rey de tu vida. Pero sin duda alguna el es el Rey de todo y todos.

Salmos 99:1
 ” Jehová reina; temblarán los pueblos. El está sentado sobre los querubines, se conmoverá la tierra. Jehová en Sion es grande, Y exaltado sobre todos los pueblos. Alaben tu nombre grande y temible; El es santo.”

Como vimos antes, no todo mundo estaría contento si finalmente el Reino de Dios viniera a esta tierra. Mucho menos aquellos que utilizan la Palabra de Dios para hacer avanzar su propios objetivos.

Has oído quienes dicen que Jesus es socialista? (comunista)
Apoyándose en el hecho que los discipulos al principio de su ministerio en Jerusalén utilizaron un sistema comunal de bienes:

Hechos 4: 34 “Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido, y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad.”

Sacando el Versículo de su contexto y añadiendo toda la “labor social” que Cristo hizo al estar aquí; si puede seguirse esa línea ERRADA de pensamiento. Jesús ya habia muerto, resucitado y ascendido al cielo, para cuando esto sucedió. Así que est etipo de mini gobierno fue totalmente apostolar.

Jesús vino a promover un gobierno. El Suyo. Un Gobierno lejos del socialismo ateo.
De hecho el promovía una monarquía monoteísta. Siendo Él el rey y el Padre, Dios.
Lo dijo incontables veces:

Mateo 19:14
 “Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.”

Mark 1:14-15   “Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.”

Luke 4:43 “Pero él les dijo: Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto he sido enviado.”

Jesús es el Rey que viene. Su política ya está establecida. Sus leyes ya han sido dadas. Es el único rey eterno, justo y con un gobierno sin corrupción.

No hay rey o presidente o dictador como Él en esta tierra.

Apocalipsis 17:14 “Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.”

Apocalipsis 15:3 “Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos.”

La salvación no viene de un gobierno o de ninguna ideología o sistema de cosas. La Salvación viene de Jesús. Solamente de Él.
Nuestro objetivo aquí es de manera espiritual, y en nuestras vidas, ya sea politica, economica, ideologica o moralmente debemos tomar las decisiones, apoyar candidatos, votar por leyes y defender todo lo que se apegue a la Biblia. A la palabra de Dios.

Nos Vemos Pronto.