COVID19 contra el hombre y la solución

Todos están tratando de buscar una solución, aunque sea ilusoria. El pánico se ha apoderado del mundo. La bolsa de valores se ve amenazada, la sociedad y nuestra rutina ha cambiado y todo por un conjunto de proteínas, minúsculo.

Esa es la realidad de nuestra situación humana. Somos frágiles.
Salmos 103:13-14 Como el padre se compadece de los hijos, Se compadece Jehová de los que le temen. Porque él conoce nuestra condición; Se acuerda de que somos polvo.

No importa toda nuestra inventiva, nuestros avances tecnológicos, la ciencia. Solo hay un Dios, uno que es todopoderoso.
Es risible ver a los “sofisticados” humanos del siglo XXI avocándose a teorías de “Nostradamus” enviando noticias falsas por temor a que sus miedos sean reales. El gran hombre asustado por algo más pequeño que el polvo que alcanzamos a ver.

Adonde quedó el dinero, ¿no se enferman y mueren ricos y pobres igual?
Proverbios 18:11 
Las riquezas del rico son su ciudad fortificada, Y como un muro alto en su imaginación.

¿El hombre “educado” y “sabio” de este siglo, no puede rebajarse a una religión cierto?
A un conjunto de creencias que vengan de algunos escritos, que algunos elegidos tienen en alta estima, que pregonan desde sus púlpitos y que se apoyan en cosas que no se ven.
Si eso de arriba, suena cierto, entonces los escritos científicos en los diarios y libros de texto, los científicos, las ponencias científicas y pláticas sobre virus invisibles, también deberían ser dejadas de lado.
Claro me dirás que el microscopio electrónico, y que lo hemos visto! Pero le has visto? Cómo compruebas que la imagen del microscopio es lo que es? Estas utilizando la certeza y convicción de lo que no se ve… en otros términos: fe en la ciencia.

Nosotros vivimos en este planeta por la misericordia de nuestro Dios. Quien permite la lluvia sobre buenos y malos, quién da de comer a todos y ofrece su regalo de salvación a todos.

La solución, no es volverse a los hombres que no tienen la respuesta. Es volverse a Dios que, no importando la pregunta, es la respuesta.

Proverbios18:10 Torre fuerte es el nombre de Jehová; A él correrá el justo, y será levantado.

Salmos 103:8-17 Misericordioso y clemente es Jehová; Lento para la ira, y grande en misericordia. No contenderá para siempre, Ni para siempre guardará el enojo. No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades, Ni nos ha pagado conforme a nuestros pecados. Porque como la altura de los cielos sobre la tierra, Engrandeció su misericordia sobre los que le temen. Cuanto está lejos el oriente del occidente, Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones. Como el padre se compadece de los hijos, Se compadece Jehová de los que le temen. Porque él conoce nuestra condición; Se acuerda de que somos polvo. El hombre, como la hierba son sus días; Florece como la flor del campo, Que pasó el viento por ella, y pereció, Y su lugar no la conocerá más. 
Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen, Y su justicia sobre los hijos de los hijos;

La Solución es volvernos al Dios de sabiduría, rendir nuestras vidas al Rey de la creación y pedirle a nuestro Papá por ayuda en este momento, porque Él no nos olvida.

Filipenses 4:6-7 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

La solución a nuestro estrés, a nuestra aflicción, en esta o en cualquier prueba no viene por terapistas, por sicólogos, psico-fármacos… viene de Dios.

Y su paz que SOBREPASA, no mí o tú, sino todo entendimiento nos guardará nuestras mentes. Dejemos a Dios obrar un milagro en el mundo. Pidámosle.
Cristianos, enseñémosle al mundo que Nuestro Dios es un poderoso gigante que nos ama.

Nos Vemos Pronto

Te apuesto que no lo sabías

Nuestra mente nos miente.
Para poder funcionar de manera cotidiana, debemos asumir que sabemos más, de lo que realmente sabemos. Como así?

Imagina que vas caminando hacia tu cuarto, a buscar tu teléfono que dejaste allí. Vas desde la cocina. Asumes que todo sigue igual, cómo lo dejaste. Podrías recorrer el mismo trecho con los ojos cerrados. Puedes visualizar adonde esta tu teléfono, a la par de una revista sobre tu mesa de noche. Todo esto es mentira. Maquinaciones de tu mente para que puedas hacer lo que te has propuesto. Quién te asegura, que tu cuarto no desapareció en un hoyo  hecho por una tubería rota, o que un árbol no le cayó encima o que tu teléfono no se cayó y se rompió?

Nuestros sentidos son confiables, pero luego que nuestros sentidos no están siendo expuestos a lo estamos observando-tocando-saboreando-oliendo-oyendo nuestra mente es quien se encarga de retener la información que hemos obtenido. La mente, lo asocia- le pone el filtro de nuestras prejuicios y lo empaqueta y guarda en una categoría preestablecida.
Muchas veces sin embargo nuestra mente nos juega sucio y nos miente.

Nuestra mente no solo cambia grandes cantidades de información. Podemos verlo incluso cuando Dios acababa de crear la tierra, y las escrituras solo se resumían a una o dos oraciones que Dios le había dado a Adán:

Génesis 2:16-17 “Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.”

Estas fueron las palabras de Dios.
Sus lineamientos, sus mandamientos, su ley se resumían en: No comer del Árbol.
Quién no diría? -“Yo eso ya lo sé” -“Es solo un mandamiento, lo hemos estudiado tanto… -“Qué más hay que saber de él?”

Dios le dio este mandamiento a Adán. Probablemente él no hizo lo suficiente para enseñarle a su esposa las palabras de Dios. Probablemente, en su mente, esto era algo tan simple, tan trillado, tan vastamente estudiado, tan repetido que “no era necesario” seguir estudiándolo.

Cuando la serpiente habla con Eva, podemos ver que aunque era una oración, Eva no sabía lo que Dios había dicho.

Génesis 3:2-3“Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.”

Ciertamente la serpiente “no mintió” a Eva. Ellos no iban a morir físicamente, pero sí espiritualmente. Todo por no seguir estudiando las escrituras.

Déjame proponerte lo mismo, solo que acerca de los mandamientos de Dios hoy.
Lees Juan 3:16 o lo recitas a velocidad de locutor de radio y ya no lo piensas. Leemos los 10 mandamientos y los relegamos a las películas de semana santa.

El no estudiar, confiar, y seguir las escrituras al pie de la letra nos trajo a vivir en este mundo, continuar con lo que nuestros primeros padres nos enseñaron, puede llevarnos a repetir la historia.

Nos Vemos Pronto

 

 

El Mensaje.

Como dijeramos antes, el problema no es el mensaje de la Biblia. El problema somos nosotros. El meollo del asunto radica en nuestro ser, nuestra naturaleza. Cada fibra cada minúscula parte de nuestro ser esta inclinada al pecado. Cuantas veces has oído verdades Bíblicas en las que piensas: -“Sí, pero yo no lo haría”. Poner la otra mejía de la cara, Si te obligan a hacer algo, hazlo lo mejor que puedas por el doble de tiempo, Amar a tus enemigos, procurar el bien de los que te procuran el mal; etc.
Son nuestras caracteristicas humanas las que impiden la propagación efectivo del reino.

Recuerdas los bombillos (focos, bombillas, faros) de luz de principios de los 80? Se calentaban tanto, que era imposible quitarlos de una lámpara si estaban encendidos. Pues te cuento esos bombillos eran como nosotros.
La electricidad estaba siendo propagada pero el ser un mal conductor buena parte de ella se perdía en calor y no luz.
Igual a nosotros, siendo malos; nos perdemos en fundar nuevas denominaciones, en insistir que la Verdad no es como está escrita, sino que necesita más interpretaciones; nos “acaloramos” (así como los bombillos) y todo esa energía, se pierde.

La Biblia nos compara también a utensilios de casa, del pasado.

2 Corintios 4:7 “Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros”

Yo no creo que sea controversial, o que tenga mucho que interpretarse. Esa Oración previa, es clara, concisa y cierta.

Pero lo mas importante es lo que sigue: El Tesoro de la Palabra de Dios es para su completa y plena Gloria la lleve Él.

La Salvación que podemos obtener por medio de la Fe en Jesús, que proviene del oir la Palabra de Dios, se transmite en este mundo físico por medio de nuestras Retinas (ojos) o por medio de el resonar de las cuerdas vocales de quién predica  y los huesesillos del oído de quien escucha. Pero el poder de transformación del corazón, el poder de transformar de muerte a Vida, de redimir, de salvar; es solo y tan solo del Señor.

No hay absolutamente NADA que nosotros podamos hacer para merecer su salvación, para “ganárnosla” o para arrebatarla a la fuerza.

Dios a través de toda su Biblia a querido demostrar su Gran Amor y Misericordia para con Nosotros que vez tras vez nos dice: Que su salvación proviene de Él, de nadie más.

Efesios 2: 8-9 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.”

Romanos 4:4-5 “Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda; 5 mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia.” 

Tito 3:4-6 Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,  el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador,  para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.”

Conoces a Jesus?

Nos Vemos Pronto

 

Cuando el mensaje pierde el sentido III.

Me quedé pensando un poco más acerca de la realidad invisible que vivimos. Existe toda una maquinaria, la cuál su único proposito es: oponerse a la manifestación de la Verdad de Cristo por medio de las escrituras. Cuantos movimientos conoces que han tratado de parar algún mensaje, que no incluya al mensaje Bíblico? El Imperio Romano, La inquisición española, El humanismo y filosofia atea, El Nazismo y su falsificación de las escrituras, El comunismo de Lenin y el comunismo de Mao,  y finalmente el Secularismo progresivista. Practicamente, desde que el canon de la Biblia (66 libros) que conocemos ahora se terminó, ha sido perseguida.
Quiero que pienses en algo. A quién o qué se persigue? Se persigue al cristiano o al mensaje del cristianismo bíblico? Si respondiste al mensaje, estás en lo correcto.
La parte sobrenatural de la Iglesia no somos sus participantes, ni siquiera somos los “paladines del reino de Dios” No! Lo imprescindible, inigualable, santo, verdadero, inamovible, poderoso: Es la Palabra de Dios. Nosotros nos hacemos partícipes de esta realidad espiritual, al creer, pregonar y predicar este mensaje con nuestra boca y nuestras acciones, por esto somos blancos del enemigo; no por la iglesia a la que nos afiliamos.

Como es costumbre, hemos cambiado la prioridad de las cosas y vemos al cristiano, antes de ver a la Biblia. Claro; el mundo, de hecho, nos va a ver a nosotros; pero ellos no saben hacia donde dirigir su mirada, pues estan ciegos. Nosotros sabemos que lo unico santo, perfecto y puro en la Iglesia de Dios, es Su Palabra.

2 de Corintios 4:5-6 “Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús.  Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.”

El mundo está al revés. Cuando leemos a Pablo diciendo “no nos predicamos a nosotros mismos” y luego vemos el estado de la Iglesia en general, en donde los logos de las iglesias son mas grandes y frecuentes que la exposición a la Biblia; no podemos mas que reir. (por no llorar)
La realidad es que la condición humana es totalmente opuesta a la Santidad de Dios.
Hay Iglesias que se comportan como una recolección de incrédulos ante la adversidad humana, que racionan la ayuda pero aceptan el doble de las ofrendas, que cierran sus puertas para dar cobijo, pero anuncian en alto parlante la misericordia de Dios, que escriben letanías de principios “parabiblicos” inalcanzables y hacen aún a sus propios oyentes, miserables, vacios y esteriles para dar fruto espiritual.

Del mensaje depende todo. No de nosotros.
La Biblia es Dios mandandonos Razón: “Él ya viene, y nos llama al arrepentimiento de nuestros pecados, para poder hacer las paces con Él y pasar la eternidad en su casa: El Cielo”
El mensaje no es el problema. El problema somos nosotros.

Nos Vemos Pronto.

Cuando el mensaje pierde el sentido II.

No Desmayamos. Así termina el versículo 1 de 2 de Corintios 4. La Verdad es que se nos han confiado a nosotros, las mismas Palabras que crearon todo lo que existe. Ese poder tan grande, es el que Dios nos ha dado a cuidar y transmitir. Solo aquellos que saben lo que eso realmente significa, pueden decir tranquilamente: Ante la adversidad no nos descorazonamos, no paramos y no desmayamos.

2 Corintios 4: 2-4 “Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios.  Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto;  en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.”

Es decir no desmayamos, porque conocemos quién está con nosotros. Me impresiona que ese mismo conocimiento de confianza en Dios por parte de Pablo no desate lo que es común hoy: Un gran Ego. Al contrario. Pablo menciona que por saber el tipo de misericordia recibida, no para; sino que mejora su caracter, su moralidad y su ser: “renunciamos a lo oculto y vergonzoso” 
Aun más contrastante con algunos pastores de hoy en día, se compromete firmemente a la Verdad de Cristo; le convenga, guste o no. “no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad”

Lo que es muy curioso, es el siguiente fragmento del texto. Pablo tacitamente está dando a conocer la naturaleza de un cristiano persuadido por la Verdad de Cristo: No se queda callado, va a hacer ver a todos el Evagelio y el Evangelio se va a ver en él, pues dice: “Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto”

Ahora en el 2017, hay una aceptación, promoción y empuje al humanismo sin Dios, al que se le ha llamado secularismo o simplemente movimiento progresista. Del mismo modo hay una opocisión, censura y apatía a cualquier movimiento que exprese la Verdad de Cristo. Fíjate que no es una oposición al Budismo, Shintoísmo, Panteísmo, Ritos Mayas, Ni ningún acto de recreación destructiva.
La oposición se hace tan solo presente en contra de la Verdad de Cristo. Tanto ha sido esta oposición que por años la Iglesia ha sido empujada a modificar su lenguaje para no “ofender a nadie” diluyendo el mensaje de tal forma que es tan general e inespecífico, que ya no causa cambio en la persona, sino más bien una simple sensación de bienestar y complacencia.

El enemigo está tan enraizado que hasta las iglesias han sido afectadas. “en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.”

Hagamos que la luz de Jesucristo Resplandezca en los corazones de quienes nos rodean.

Nos Vemos Pronto

Cuando el mensaje pierde el sentido I.

Al menos 900 iglesias han cerrado sus puertas en Holanda y se han convertido en Hoteles o bares o discotecas. Sorprendente?! No, es preocupante.

Me acuerda de una historia que oí una vez desde el Púlpito de Vida Nueva
(Iglesia Bautista Vida Nueva):

…”En los Estados Unidos, había una Iglesia que inició a tener problemas económicos, tan graves que aún con el aumento de ofrendas; sus gastos no podían ser cubiertos. Por lo que el Pastor General decidió abrir un ministerio para ayudar a la iglesia. Comenzaron por instalar un café el cual vendería cafe y postres para así ayudar manutención  del Verdadero trabajo: Difundir el evangelio. Las personas, donaban su tiempo para “la Obra” trabajando sin cobrar un sueldo en el café.
Pronto, los ingresos comenzaron a subir. Viendo la oportunidad de atraer má gente los domingos, el pastor decidio iniciar venta de pollo asado para que la gente pudiera llegar iglesia y comer.
El trabajo de restaurante, creció y debido a las leyes, se tuvo que contratar personas profesionales y con licencia para manejar alimentos.
La parte gastronómica de aquella Iglesia iba muy bien, mientras que la parte ministerial no podía pagar a mas de 2 pastores, siendo uno de ellos el pastor general, quien administraba todo. La gran demanda del restaurante; hizo que la iglesia cerrara todo su local para eventos evangelisticos, del coro y de la escuela dominical indefinidamente, mientras que los servicios dominicales se realizaban los jueves.
El Viernes, Sabado y Domingo eran de vital importancia para la venta de comida.

El cambio de Horario, las restricciones de instalaciones y el poco tiempo dedicado a aquel ministerio, acabó por asfixiarlo. La Iglesia Cerró todas sus acciones ministeriales, Mientras que se convirtió en uno de los mejores Restaurantes de su tipo….”

2 Corintios. 4:1   “Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos.” 

Ya lo He mencionado antes desde esta plataforma Virtual, Dios nos encargó a nosotros el mensaje. No hace falta quién, allá afuera, lo utilice inescrupulosamente para su propia ganacia, cualquiera que esta sea; Fama, desprestigio a los cristianos, riqueza, verse intelectual.
Pablo menciona en versículos anteriores: que nosotros conocemos la verdad, no como los Judíos, quienes mantienen un velo cegados a la Verdad de Cristo. En este Versículo, Pablo está dejando en claro, que Dios nos ha encargado a nosotros – todos y cada uno de los que creemos en Él- Su Palabra. Esto no es cuestión de una institución o un grupo “pre-establecido por hombres” Es una cuestión de obediencia.

Me reta el leer las ultimas dos palabras de ese versículo: “No Desmayamos”. Las presiones van a venir, Pero Dios -Su misericordia, Omnipotencia, Amor y Apoyo está con nosotros, siempre y cuando el mesaje no pierda su centro. Ese “no desmayamos está, porque nos mantenemos dentro, porque exponemos la verdad sin cambios, porque estamos persuadidos y firmes que la Unica forma de cambiar el mundo para bien, es que el mundo conozca al Rey, nuestro Rey Jesus.

Nos Vemos Pronto

Doctrina

Una Doctrina no es “algo mágico” Muchas veces la palabra se utiliza para significar otras cosas: “Es bien doctrinal” (hablando de ser literal o estricto) “Tiene mucha doctrina” (hablando de tener mucha “carga espiritual” aunque algunas veces solo se refiere a una percepcion emocional) No, no no. Doctrina no es nada de eso.

Fíjate:
– La Doctrina es personal

Job11: 4-5 “Tú dices: Mi doctrina es pura, Y yo soy limpio delante de tus ojos.  Mas ¡oh, quién diera que Dios hablara, Y abriera sus labios contigo,”

– Una Doctrina puede ser mala:

1 Timoteo 4:1-3   “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;  por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia,   prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad.”

– Dios nos ha dejado exacta y detalladamente como debe ser nuestra relacion con Él, todos los que dicen que pueden “agradar a Dios” haciendo como bien les parece, estan equivocados.
1 Timoteo. 6:3-5 “Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales”

  • Incluso aquellos que predican la filantropía, el altruismo, el estoicismo, el montanismo, y todo este tipo de filosofias de ser bueno y de despojarse de cosas materiales y de comodidades, estan equivocados.
    Matt. 15:9 “Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres.”

Heb. 13:9 “No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas; porque buena cosa es afirmar el corazón con la gracia, no con viandas, que nunca aprovecharon a los que se han ocupado de ellas.” 

Para quienes afirman que por otros medios pueden obtener lo que Dios a prometido a quienes siguen su Doctrina, también se encuentran equivocados.
2 Juan 1: 9-10 “Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo.   Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido!”

Dios nos ha provisto de una su Doctrina, la doctrina de Jesús.

Juan 7:16-17 “Jesús les respondió y dijo: Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió. El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta.”

Si Nosotros deseamos permanecer en Él, debemos permanecer en su Doctrina, no otra. Romanos 6:17-18 Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados; y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia.”

Nuestro objetivo debe ser mantenernos firmes y proclamar su Doctrina para que que el Mundo pueda conocer a Dios y glorificarle.

1 Timoteo 4:16 “Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.” 

Nos Vemos Pronto