Orgullosamente Orgulloso

Antes, celebrábamos vivir de manera desinteresada, siendo sencillos. Era honorable el ser voluntariamente una buena esposa, un buen esposo, un buen hijo, un buen ciudadano; ir y desinteresadamente luchar contra el nazismo, cuando podrías haberte quedado en casa cómodamente.

Celebrábamos la humildad humana, pues el humano es más, cuando es menos; menos centrado en su propio bienestar, propia felicidad y placer.

Cómo llegué a esta conclusión tan opuesta a nuestra cultura llena de yo? La respuesta es: fuegos artificiales el 4 de Julio.

Un incendio fue iniciado cerca de mi casa. Alguien en su “sabiduría” pensó que iluminar el cielo por segundos, valía la pena para poner en riesgo la casa de muchas familias; no lo hizo cerca de la suya, sino de la de otros.

Luego, después del show de pirotecnia, el lugar desde donde lo presenciamos quedó lleno de basura. Lo interesante fue el comentario que saldría de esto: “La gente no tiene orgullo propio”, refiriéndose a que no se valoran a sí mismos lo suficiente para dejar limpio.

Yo creo que tenemos demasiado. Nos rebalsa el orgullo propio. Nadie recogió su basura porque: “para lo que cobran, de seguro hay alguien que puede hacerlo”, “para qué no ponen más basureros”. Con este tipo de orgullo, nos sentimos por encima de todo y todos.

“Altivez de ojos, y orgullo de corazón, Y pensamiento de impíos, son pecado.”

Proverbios 21:4

Nuestra cultura del orgullo, (de primero yo, lo que prefiero, lo que soy, lo que siento) nos ha traído aquí, a extinguir la caridad, honestidad y benevolencia.

Fíjate que nos “cuidamos” de no tomar alcohol, de no matar, de no adulterar y fornicar, pero el orgullo…re-léelo… El orgullo es pecado.

Lo hemos llamado orgullo, pero realmente es el egoísmo vestido de magnificencia.

Ya no celebramos a los soldados dando sus vidas por derrotar el nazismo, sino a estrellas del deporte y Hollywood.

Ya no celebramos a las mujeres dando sus vidas para otros en la maternidad, sino más bien a quienes egoístamente matan a los bebés en sus entrañas, para mantener su estado de comodidad.

No celebramos el ayudar económicamente, sino amasar cuánto dinero quepa en el banco.

Ya ni siquiera nos celebramos los unos a los otros, y si lo hacemos, es a aquellos que nos causan un bien, para ver que conseguimos luego.

Los que llamamos a Dios: “Padre” y hemos reconocido que Jesús es el Rey, no podemos seguir viviendo así.

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.”

Efesios 2:8–9

El regalo más importante que se nos ha dado: La salvación. Ha venido de Dios. Gratis! Para que nos sea Ridículo-Imposible querernos sentir orgullosos por nuestra santidad fuera de Él.

El reconocer que somos pecadores, que Jesús es el único que puede salvarnos y que somos incapaces de hacerlo por nosotros mismos: Es un acto de humildad. No hay porqué sorprenderse que las iglesias estén vacías de cristianos genuinos y llenos de “cristianos” que se adoran a sí mismos.

La envidia y avaricia han llegado a su nivel más alto, al punto de ni siquiera tener que atacar físicamente a otro para matarlo, sino que se le destruye difamatoriamente y a esto se le llama: táctica para el éxito.

Somos los Mejores humanos que hemos vivido, dice el mundo y tienen razón. Hemos dado rienda suelta a nuestra naturaleza pecaminosa, si no me crees, solo sintoniza las noticias por la mañana.

Para quienes conocemos al Rey Jesús, decimos que le seguimos y hemos sido comprados por su sangre y libertados de este mundo; debemos ser diferentes, porque nuestra naturaleza es diferente.

“Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.”

1 Juan 2:16

Vanagloria, Es gloria que no merecemos, obtenida mediante egoísmo. Examinémonos! Si tenemos los mismos gustos, si actuamos de la misma manera, si utilizamos nuestro tiempo en lo mismo que el mundo lo utiliza; Habremos cambiado?

-Si tiene pico de pato, hace como pato y camina como pato, es? … Pato.-

Nos vemos pronto

El Sermón del monte: práctico.

Todos estos posts del sermón del monte, comenzaron por una reunión en la que se exponía el contexto de un par de los diez mandamientos. El error más grande que podemos cometer es no entender los textos de la Biblia en su contexto histórico, quien los escribe, para quien los escribe, en que momento histórico-espiritual-dispensacional los escribe.

Estos diez, no son los únicos diez Per se. Más bien son un resumen de toda la ley de Moisés y estos diez, a su vez, también se encuentran resumidos en dos:

“Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

Mateo 22:37–39

No me dejes decirlo a mi solamente,

“Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

Romanos 13:9

Haz visto esas reglas flujográficas, que dicen: “Si pasa esto, haz tal cosa y si pasa esto otro, procede de esta otra manera”?

Esto es exactamente lo que este resumen de la ley significa, en caso de duda: Estás amando a tu prójimo como a ti mismo con lo que haces?

Si la respuesta es si, adelante! Si la respuesta es no, detente.

“Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.”

Mateo 5:22–24

El sermón del monte era un llamado a corregir la “sobre-espiritualidad” vacía de quienes lo oyeron por primera vez.

En su contexto judío hablaba de la presentación de ofrenda, que era para perdón de pecados. Era el rito central del templo judío: tener paz con Dios mediante el sacrificio de un holocausto.

Jesús estaba diciendo: Antes de traer sacrificio “físico”, Lo que cuenta es que cumplas la ley verdaderamente al hacer sacrificio espiritual, haciendo lo correcto; no es por un rito.

Ahora hablando a cristianos del siglo 21, quienes sabemos que la Salvación es por medio del Sacrificio de Cristo en la cruz, qué pues tiene que ver dejar la ofrenda frente al altar?

“Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.”

Marcos 11:25

Nuestro momento de sacrificio, no es al llegar a un altar, llevando un cabrito u oveja o cualquier otro.

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.”

Romanos 12:1

En Romanos, se nos ha dicho que nuestro sacrificio, es un sacrificio vivo, nuestro cuerpo el templo del Espíritu Santo y por tanto nuestra vida en general está “frente al altar” siempre. Cada acción una ofrenda, a cada paso: perdonar y pedir perdón. Eso es seguir lo que Dios nos ha enviado.

Hubo una frase famosa en inglés y español que abreviaban wwjd? “Que haría Jesús? “ Lastima que la iglesia en vez de dar la respuesta, la dejó a la Imaginación del mundo o de personas que se llaman cristianos. En vez, la iglesia debe decir: “Yo se lo que haría Jesús: Amar a su prójimo, como ya lo hizo rescatándonos a todos.

Nos vemos pronto.

Fe

Si tomáramos la decisión de conocer y pasar tiempo con el presidente de nuestra nación, primero tendríamos que someternos a algunas indicaciones y tomar algunos pasos para poder hablar y pasar tiempo con él o ella.

¡Cuánto más preparación necesitaríamos, si se tratara de Dios nuestro Señor, el Todopoderoso creador de todo!

En efecto, si nos decidimos a conocerle, primero debemos prepararnos y conocer cómo requiere Él que le alabemos, le sigamos y le adoremos.

Hoy puedes encontrar personas que proclaman saber cómo se puede llegar a Dios, o que te dicen que son los únicos que conocen el método. Pero nadie lo sabe mejor que Dios mismo. Es por eso que Él, como padre amoroso, nos dejó de primera mano esa información en su Palabra, la Biblia.

Tanto para quienes le conocemos, como para quienes aún no han tenido el gusto, nos es necesario creer que Dios existe, como también que Dios es constante y no nos miente. Sería imposible llegar a conocer a alguien fluctuante que cambia de parecer caprichosamente sin lineamientos o constancia alguna. Por ese motivo Dios nos ha dicho que, en su trato con nosotros, Él voluntariamente, se limita a su palabra. Conocer la Biblia, es conocerle a Él.  En ella se encuentra de manera detallada quien Él es; cómo es su trato con nosotros; como debe ser nuestro trato con Él.

Todo esto comienza con una palabra de dos letras: Fe.

Fe, NO es un sistema religioso, o un conjunto de creencias, o una oración que contiene los  puntos principales de una doctrina. ¡No! Según la Biblia, Fe es la Seguridad/certeza de lo que creemos.

Hebreos 11:1-3   “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.  Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos.  Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.”

La Fe no es un camino de incertidumbre, ni tampoco es quedarse a oscuras y mucho menos es ser irresponsable. Las frases como “No vaya al médico, tenga fe; Tengo fe, que saldré de la deuda y Ya verá que un día todo se va a solucionar, tenga fe” Son totalmente erróneas. Probablemente podríamos suplantar “fe” con “esperanza”. Fe no es algo incierto que tal vez va a suceder, ni tampoco es algo que requiera de nuestra credibilidad o la fuerza de ella.

Fe es creer que Dios hará lo que ha dicho que hará, y que hizo lo que dijo que hizo.
No se basa en nuestras propias fuerzas, sino en Él. Su Sacrificio en la cruz, su Gracia, su Misericordia, su Gran Poder.

Hebreos 6:17-20 Por lo cual, queriendo Dios mostrar más abundantemente a los herederos de la promesa la inmutabilidad de su consejo, interpuso juramento; para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros. La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo, donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec.

Continuaremos, luego.

Nos Vemos Pronto.

 

Cuando el mensaje pierde el sentido III.

Me quedé pensando un poco más acerca de la realidad invisible que vivimos. Existe toda una maquinaria, la cuál su único proposito es: oponerse a la manifestación de la Verdad de Cristo por medio de las escrituras. Cuantos movimientos conoces que han tratado de parar algún mensaje, que no incluya al mensaje Bíblico? El Imperio Romano, La inquisición española, El humanismo y filosofia atea, El Nazismo y su falsificación de las escrituras, El comunismo de Lenin y el comunismo de Mao,  y finalmente el Secularismo progresivista. Practicamente, desde que el canon de la Biblia (66 libros) que conocemos ahora se terminó, ha sido perseguida.
Quiero que pienses en algo. A quién o qué se persigue? Se persigue al cristiano o al mensaje del cristianismo bíblico? Si respondiste al mensaje, estás en lo correcto.
La parte sobrenatural de la Iglesia no somos sus participantes, ni siquiera somos los “paladines del reino de Dios” No! Lo imprescindible, inigualable, santo, verdadero, inamovible, poderoso: Es la Palabra de Dios. Nosotros nos hacemos partícipes de esta realidad espiritual, al creer, pregonar y predicar este mensaje con nuestra boca y nuestras acciones, por esto somos blancos del enemigo; no por la iglesia a la que nos afiliamos.

Como es costumbre, hemos cambiado la prioridad de las cosas y vemos al cristiano, antes de ver a la Biblia. Claro; el mundo, de hecho, nos va a ver a nosotros; pero ellos no saben hacia donde dirigir su mirada, pues estan ciegos. Nosotros sabemos que lo unico santo, perfecto y puro en la Iglesia de Dios, es Su Palabra.

2 de Corintios 4:5-6 “Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús.  Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.”

El mundo está al revés. Cuando leemos a Pablo diciendo “no nos predicamos a nosotros mismos” y luego vemos el estado de la Iglesia en general, en donde los logos de las iglesias son mas grandes y frecuentes que la exposición a la Biblia; no podemos mas que reir. (por no llorar)
La realidad es que la condición humana es totalmente opuesta a la Santidad de Dios.
Hay Iglesias que se comportan como una recolección de incrédulos ante la adversidad humana, que racionan la ayuda pero aceptan el doble de las ofrendas, que cierran sus puertas para dar cobijo, pero anuncian en alto parlante la misericordia de Dios, que escriben letanías de principios “parabiblicos” inalcanzables y hacen aún a sus propios oyentes, miserables, vacios y esteriles para dar fruto espiritual.

Del mensaje depende todo. No de nosotros.
La Biblia es Dios mandandonos Razón: “Él ya viene, y nos llama al arrepentimiento de nuestros pecados, para poder hacer las paces con Él y pasar la eternidad en su casa: El Cielo”
El mensaje no es el problema. El problema somos nosotros.

Nos Vemos Pronto.

Cuando las Palabras pierden el sentido

Si has visto alguna pelicula del antiguo egipto, estaras familiarizado con esas peculiares imágenes que ellos utilizaban para escribir, los geroglíficos. Todos los días, sin embargo, nosotros hacemos lo mismo. Quién, sino por pura aceptación universal, te ha dicho que el sonido “EEEE” se ve así: EEE? la Letra “E” es un símbolo, una representación gráfica del sonido que los humanos hacemos con nuestras cuerdas vocales. Que pasaría, si dejaramos de enseñar el significado de esta letra? de que nos serviría escribirla?

Lo mismo está sucediendo a nuestro alrededor. El lenguaje, cualquiera que sea, se ha deformado. Ahora debemos de pedir una definición amplia para entender términos que antes solo tenían un sentido. Como ejemplo: Caballero. Antes se derivaba de la nobleza, de los caballeros montados, que pasó a ser luego un rasgo social de un hombre educado, respetable, respetuoso. Poco a poco la palabra a ido perdiendo el sentido y ahora, en ocasiones, se utiliza para denotar rasgos ajenos a ella. Como en el caso de los “clubes nocturnos para caballeros” Quienes van, ni son respetables, ni respetuosos; es más, todo lo contrario.

Siendo que vivimos en una gran confusión, en la que gente por su avaricia, cambia conceptos y los tuerce a conveniencia, podemos ver palabras como tolerancia, odio, libertad y amor siendo utilizadas inclusive como antónimos de su debido significado.
Fíjate como tolerancia ahora, significa aceptación ciega. Advertencia ante comportamientos que puedan llevar a problemas de salud, como drogas o comportamientos sexuales riesgosos son catalogado de odio, cuando antes eran compasión o piedad. La Libertad ahora, depende de la persona que expone, ya no es un absoluto. Y la palabra mas abusada de todas es amor. Utilizada incluso para denominar el acto de asesinar a un niño en el vientre, en vez de que venga a sufrir con padres irresponsables.

2 Corintios 11:3-4 “Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo.  Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis”

Vivimos en un mundo lleno de apariencias engañosas, es tanta la sobrecarga y manipulación de la información sumado el adormecimiento de nuestros sentidos; que a la larga perdemos la distinción entre lo bueno y lo malo. Caemos facilmente en creer que lo que la mayoría apoya es lo bueno y lo “cristiano” o que lo compasivo y aguado, es lo que Cristo hubiera hecho. Nos olvidamos totalmente que nosotros Sí tenemos forma de saber; Tenemos un estándar, tenemos la Bibliaque es la Palabra de Dios. La que va a juzgar todo y a todos en el final de los dias. Dios nos ha dejado manera de que podamos mantener firmes las definiciones, los valores, las actitudes y las acciones que van de acuerdo a Él.

Toleremos, Amemos, seamos libres y seamos piadosos según esté de acuerdo con su Palabra.

Nos Vemos Pronto.

Ha nacido el Cristo!

Lucas 2:9-13 “Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. 10 Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: 11 que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. 12 Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre. 13 Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían:”

Lucas 2:14 ¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!

Increíble, Fábula, Cuento de Religiosos, Mentira, Historia fabricada para engrandecer a un maestro de moral… y muchas otras falsas afirmaciones se han hecho acerca de Jesús.
Por qué inicio con las acusaciones, te preguntarás. Simple. Quiero hacer hincapié en la redacción del versículo 11. “que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.”
Las falsas afirmaciones anteriores se basan en el pensamiento humano. Todos los que hacen tales afirmaciones probablemente se preguntan:

-“Quien en su sano Juicio deja todo el poderío y majestad, todas las riquezas y gloria; para rebajarse a venir a sufrir de la pobreza, miseria y tortura humana, sabiéndolo de antemano”?

Probablemente no has notado que Su nacimiento, no fue como todos nuestros nacimientos. Nosotros nacemos para nosotros mismos. Venimos al mundo, respiramos, comemos, trabajamos, etc. Para nosotros mismos.
Jesús “nos fue nacido” Es decir que hasta su nacimiento fue para nosotros. Toda su vida aquí, su ministerio y su muerte fue para ti y para mi. Pensando en nuestro bienestar, no es su deidad.
Podría ser un capricho del escritor ,claro; pero hasta la profecía dada de su nacimiento nos lo deja ver:

Isaías 9:6 Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.”

Cristo vino por nosotros y para nosotros. Para demostrarnos su amor. Navidad no es un tiempo para dar regalos. Es un tiempo para comprender acerca del Regalo más grande que se nos ha ofrecido y para aquellos que no lo han recibido, es el tiempo para aceptar ese Regalo, Su Gracia por medio de su Cruz.

Cristo no vino porque en diciembre es bonito tener vacación. Cristo ni siquiera nació en diciembre. Jesús, el Rey dela Creación, el Todopoderoso vino para hacer lo que nadie mas puede hacer por tí: Salvarte.

Si pierdes la oportunidad de tener el regalo más grande; la oferta más grande de todos los tiempos, el descuento del 100% en la tarifa de la vida eterna, entonces no has comprendido el significado de recordar su nacimiento.

 

 

 

Feliz Navidad

Hola! Primero que todo; Feliz Navidad. Celebramos que Jesús nació en Belén hace mas o menos 2016 años, para brindarnos a todos entrada al cielo y Vida Eterna. Claro que es necesario verlo desde la Biblia, para -tal vez-  aclarar algunos conceptos que tenemos errados acerca de la Navidad.

Lucas 2:9-13 “Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor10 Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo:  11 que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.  12 Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre.  13 Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían:”

Lucas 2:14    ¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!

Hoy, nos alegramos en Navidad! Esta temporada es, en general, de felicidad y para aquellos que tenemos a Cristo en nuestro corazón, es una tradición de recordatorio de su nacimiento. Alegría, porque Dios por medio de su Hijo Jesús, se nos ha manifestado, nos ha hecho sus amigos y ha re-establecido la paz con Él. Sin embargo en tiempo de la primera Navidad, nadie…Nadie sabia lo que estaba por venir.

La reacción de los Pastores no fue de alegría, a pesar que se nos estaba entregando el regalo mas grande. En ese momento, la historia de la humanidad estaba cambiando del pecado de Adán, a la gracia de Dios.
Esa noche, en un pueblito que no hubiera sido reconocido nunca por absolutamente nada más, en una provincia pequeña, sin grandes riquezas, en medio de la pobreza extrema, con un parto doméstico e insalubre, acostado en un comedero de animales, El Rey de la Creación vino a Restablecer la Paz.

Era muy obvio que los pastores no tenían ni idea de lo que estaba aconteciendo, pues su reacción fue de temor… Gran Temor.
De hecho, piénsalo. El Creador, El dueño de todo, el Rey de Reyes había venido, El Todopoderoso,  del que se dice:

Isaías 40:12   “¿Quién midió las aguas con el hueco de su mano y los cielos con su palmo, con tres dedos juntó el polvo de la tierra, y pesó los montes con balanza y con pesas los collados?”

Tal vez la Reacción de los pastores era la correcta!!! Si Jesús no hubiese venido con “nuevas de gran gozo” sino con toda su autoridad, poderío y Deidad en contra del pecado; (lo que merecíamos) Navidad no sería lo que es.

El Rey vino con la Noticia de brindarnos su Gracia para Salvación de la Ira de Dios. Para darnos la oportunidad de asirnos de su sacrificio y entrar al cielo por su sufrimiento. Para ser justificados, redimidos, salvos y parte de su Familia. Para poder habitar en su Casa por la Eternidad.

Aquellos, que -como los pastores- no le conocen aún; están a tiempo, pues las nuevas de gran gozo están vigentes HOY! Pero si no te interesa, creo que recibir su segunda venida con “Gran Temor” es la reacción adecuada.

Nos Vemos Pronto