COVID19 contra el hombre y la solución

Todos están tratando de buscar una solución, aunque sea ilusoria. El pánico se ha apoderado del mundo. La bolsa de valores se ve amenazada, la sociedad y nuestra rutina ha cambiado y todo por un conjunto de proteínas, minúsculo.

Esa es la realidad de nuestra situación humana. Somos frágiles.
Salmos 103:13-14 Como el padre se compadece de los hijos, Se compadece Jehová de los que le temen. Porque él conoce nuestra condición; Se acuerda de que somos polvo.

No importa toda nuestra inventiva, nuestros avances tecnológicos, la ciencia. Solo hay un Dios, uno que es todopoderoso.
Es risible ver a los “sofisticados” humanos del siglo XXI avocándose a teorías de “Nostradamus” enviando noticias falsas por temor a que sus miedos sean reales. El gran hombre asustado por algo más pequeño que el polvo que alcanzamos a ver.

Adonde quedó el dinero, ¿no se enferman y mueren ricos y pobres igual?
Proverbios 18:11 
Las riquezas del rico son su ciudad fortificada, Y como un muro alto en su imaginación.

¿El hombre “educado” y “sabio” de este siglo, no puede rebajarse a una religión cierto?
A un conjunto de creencias que vengan de algunos escritos, que algunos elegidos tienen en alta estima, que pregonan desde sus púlpitos y que se apoyan en cosas que no se ven.
Si eso de arriba, suena cierto, entonces los escritos científicos en los diarios y libros de texto, los científicos, las ponencias científicas y pláticas sobre virus invisibles, también deberían ser dejadas de lado.
Claro me dirás que el microscopio electrónico, y que lo hemos visto! Pero le has visto? Cómo compruebas que la imagen del microscopio es lo que es? Estas utilizando la certeza y convicción de lo que no se ve… en otros términos: fe en la ciencia.

Nosotros vivimos en este planeta por la misericordia de nuestro Dios. Quien permite la lluvia sobre buenos y malos, quién da de comer a todos y ofrece su regalo de salvación a todos.

La solución, no es volverse a los hombres que no tienen la respuesta. Es volverse a Dios que, no importando la pregunta, es la respuesta.

Proverbios18:10 Torre fuerte es el nombre de Jehová; A él correrá el justo, y será levantado.

Salmos 103:8-17 Misericordioso y clemente es Jehová; Lento para la ira, y grande en misericordia. No contenderá para siempre, Ni para siempre guardará el enojo. No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades, Ni nos ha pagado conforme a nuestros pecados. Porque como la altura de los cielos sobre la tierra, Engrandeció su misericordia sobre los que le temen. Cuanto está lejos el oriente del occidente, Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones. Como el padre se compadece de los hijos, Se compadece Jehová de los que le temen. Porque él conoce nuestra condición; Se acuerda de que somos polvo. El hombre, como la hierba son sus días; Florece como la flor del campo, Que pasó el viento por ella, y pereció, Y su lugar no la conocerá más. 
Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen, Y su justicia sobre los hijos de los hijos;

La Solución es volvernos al Dios de sabiduría, rendir nuestras vidas al Rey de la creación y pedirle a nuestro Papá por ayuda en este momento, porque Él no nos olvida.

Filipenses 4:6-7 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

La solución a nuestro estrés, a nuestra aflicción, en esta o en cualquier prueba no viene por terapistas, por sicólogos, psico-fármacos… viene de Dios.

Y su paz que SOBREPASA, no mí o tú, sino todo entendimiento nos guardará nuestras mentes. Dejemos a Dios obrar un milagro en el mundo. Pidámosle.
Cristianos, enseñémosle al mundo que Nuestro Dios es un poderoso gigante que nos ama.

Nos Vemos Pronto

COVID19 nos lo advirtieron hace más de 2000 años.

Cada vez que hay un suceso grande, hay quienes tratan de explicarlo por un sistema de creencias, ya sea místicas o sistemáticas.
Ya salieron quienes dijeron que el virus fue predicho por Nostradamus; o quienes aseveran que es un arma biológica contenida en un laboratorio de China.

Sea cual sea el origen, desde antes que se supiese que había organismos “invisibles” aún más pequeños que una célula, hubo alguien quien acertadamente nos contó la cronología de los sucesos que sucederían en el futuro.

No, no es el reportero del tiempo. (que muy a menudo se equivoca) Estamos hablando de un tipo de “periódico del mañana” que no se ha equivocado hasta la fecha.

Este “periódico” del futuro, se atrevió a predecir:
Que un país destruido por el imperio romano, cuyos habitantes fueron echados de ese territorio, sus monumentos culturales pulverizados, sus ritos sociales obliterados y su tierra convertida en desierto y ocupada por otras etnias por 1900 años; iba a resurgir como 1- País, 2- Pueblo con identidad cultural propia 3- Iba a perdurar y jugar un papel importantísimo en el panorama mundial.
Un país quebrado no puede ser potencia. La Profecía no solo hablaba de que aparecería de nuevo, sino que vencería a sus vecinos y que “reverdecería”, algo que podemos ver, pues ya no es desierto sino uno de los más importantes exportadores de fruta. Un país del primer mundo, el pequeño Israel. Si lees toda la biblia verás que, a través de sus páginas, Dios se refiere a él como la “higuera”

Refiriéndose a sus 3 años en la casa de Israel, nuestro Señor Jesús nos dijo:
Lucas 13:6-7Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló. Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra?

La Higuera fue cortada por 1900 años, pero fue el mismo Señor Jesús quien nos dijo que lo imposible pasaría:
Mateo 24:32-33 “De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas.”

Es este Periódico del mañana, la Biblia, el que nos dice que para este tiempo de Mateo 24, el cual el Señor creador le llama “tiempo cercano al fin”, habrá pestes, hambres y terremotos en diferentes lugares. Si Dios no hubiera querido que supiéramos las señales hubiera venido antes que los satélites nos dejaran ver el globo terrestre.
Sabemos que en muchos lugares hay terremotos, como hubo en Croacia hace unos días. Sabemos que hay hambre en África, y que la plaga de langostas traerá más en estos días, y más patentemente podemos ver los efectos del coronavirus alrededor nuestro, donde sea que vayamos.

Mateo 24:5-8 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. y Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores.

Esto es el principio, confiaremos en el hombre para sobrellevar esta prueba, o clamaremos a quien diseñó y creo al virus y al hombre por ayuda?

Tu decisión
Nos vemos pronto.

Coronavirus, COVID19 y la Biblia

Desde ya les aviso que este será un post inusual, antes no he utilizado esta plataforma para esparcir noticias médicas, pero viendo nuestra situación es necesario utilizar todo lo que tenemos a nuestro alcance para esparcir la verdad acerca del coronavirus SARS-CoV-2 y la realidad sobre nuestra situación humana.

Puede ser que este Post sea largo.

Hay muchos rumores falsos acerca de este virus.
Y aquí un resumen de las mentiras:
– NO es un arma biológica desatada por ningún grupo.
– NO es un virus apocalíptico.
– NO fue predicho por Nostradamus (aunque quien hizo la rima sí se tardó bastante)
– NO es una forma de darle honor a Satanás (hay quienes dicen en círculos religiosos, que Corona y virus es lo mismo que decir coronado Satanás)
– NO se ha asociado ningún efecto adverso del Ibuprofeno, y el COVID-19 hasta el momento.
– NO traspasa la piel.
– NO “anda volando” el virus.
– NO es una enfermedad solo de ancianos mayores. (se creyó así en el principio, ahora ya no es el caso)

Lo que se sabe y sí es cierto:
– Sí tuvo un inicio en la región de Wuhan, China
– Sí se trasmite de persona a persona por tos o estornudos (secreciones de la boca y nariz)
– Sí puede vivir en superficies contaminadas por un tiempo prolongado. (en ocasiones hasta 9 días)
– Sí puede evitarse. Lavado de manos, evitar tocarse la cara, alcohol gel.
– Sí se puede disminuir la transmisión, practicando el distanciamiento social, aislados en casa, limpiando las superficies constantemente, comiendo alimentos que han sido cocinados, etc.
– Sí funcionan las mascarillas. De tela o desechables, aunque son mejor las desechables.
– Sí puede tener repercusiones serias para niños, jóvenes, adultos y adultos mayores.

Mucho se ha dicho de la palabra pandemia. Hollywood, el sensacionalismo y otras fuentes han creado en nuestra mente la ilusión que “pandemia” es sinónimo de malo. Algo parecido a lo que sucede a la palabra “apocalipsis” viene de dos palabras en griego:
1- Apo: Des
2- Kaluptein: Cubrir

Apocalipsis es “descubrir, revelar” en otras palabras revelarnos el secreto de los eventos futuros.

Pandemia, viene de dos palabras en griego:
1- Pan: todos
2- Demos: Pueblo
Significa literalmente: de todo el pueblo. Una enfermedad pandémica, entonces es una que afecta a todos. El VIH es otro ejemplo pandémico, afecta al mundo.

Qué tiene que ver todo esto con la Biblia?

Lo platicaremos en el siguiente post, sin embargo, les dejo el trozo de escritura del que estaremos hablando:

Mateo 24:5-8 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores.

Nos vemos pronto

Orgullosamente Orgulloso

Antes, celebrábamos vivir de manera desinteresada, siendo sencillos. Era honorable el ser voluntariamente una buena esposa, un buen esposo, un buen hijo, un buen ciudadano; ir y desinteresadamente luchar contra el nazismo, cuando podrías haberte quedado en casa cómodamente.

Celebrábamos la humildad humana, pues el humano es más, cuando es menos; menos centrado en su propio bienestar, propia felicidad y placer.

Cómo llegué a esta conclusión tan opuesta a nuestra cultura llena de yo? La respuesta es: fuegos artificiales el 4 de Julio.

Un incendio fue iniciado cerca de mi casa. Alguien en su “sabiduría” pensó que iluminar el cielo por segundos, valía la pena para poner en riesgo la casa de muchas familias; no lo hizo cerca de la suya, sino de la de otros.

Luego, después del show de pirotecnia, el lugar desde donde lo presenciamos quedó lleno de basura. Lo interesante fue el comentario que saldría de esto: “La gente no tiene orgullo propio”, refiriéndose a que no se valoran a sí mismos lo suficiente para dejar limpio.

Yo creo que tenemos demasiado. Nos rebalsa el orgullo propio. Nadie recogió su basura porque: “para lo que cobran, de seguro hay alguien que puede hacerlo”, “para qué no ponen más basureros”. Con este tipo de orgullo, nos sentimos por encima de todo y todos.

“Altivez de ojos, y orgullo de corazón, Y pensamiento de impíos, son pecado.”

Proverbios 21:4

Nuestra cultura del orgullo, (de primero yo, lo que prefiero, lo que soy, lo que siento) nos ha traído aquí, a extinguir la caridad, honestidad y benevolencia.

Fíjate que nos “cuidamos” de no tomar alcohol, de no matar, de no adulterar y fornicar, pero el orgullo…re-léelo… El orgullo es pecado.

Lo hemos llamado orgullo, pero realmente es el egoísmo vestido de magnificencia.

Ya no celebramos a los soldados dando sus vidas por derrotar el nazismo, sino a estrellas del deporte y Hollywood.

Ya no celebramos a las mujeres dando sus vidas para otros en la maternidad, sino más bien a quienes egoístamente matan a los bebés en sus entrañas, para mantener su estado de comodidad.

No celebramos el ayudar económicamente, sino amasar cuánto dinero quepa en el banco.

Ya ni siquiera nos celebramos los unos a los otros, y si lo hacemos, es a aquellos que nos causan un bien, para ver que conseguimos luego.

Los que llamamos a Dios: “Padre” y hemos reconocido que Jesús es el Rey, no podemos seguir viviendo así.

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.”

Efesios 2:8–9

El regalo más importante que se nos ha dado: La salvación. Ha venido de Dios. Gratis! Para que nos sea Ridículo-Imposible querernos sentir orgullosos por nuestra santidad fuera de Él.

El reconocer que somos pecadores, que Jesús es el único que puede salvarnos y que somos incapaces de hacerlo por nosotros mismos: Es un acto de humildad. No hay porqué sorprenderse que las iglesias estén vacías de cristianos genuinos y llenos de “cristianos” que se adoran a sí mismos.

La envidia y avaricia han llegado a su nivel más alto, al punto de ni siquiera tener que atacar físicamente a otro para matarlo, sino que se le destruye difamatoriamente y a esto se le llama: táctica para el éxito.

Somos los Mejores humanos que hemos vivido, dice el mundo y tienen razón. Hemos dado rienda suelta a nuestra naturaleza pecaminosa, si no me crees, solo sintoniza las noticias por la mañana.

Para quienes conocemos al Rey Jesús, decimos que le seguimos y hemos sido comprados por su sangre y libertados de este mundo; debemos ser diferentes, porque nuestra naturaleza es diferente.

“Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.”

1 Juan 2:16

Vanagloria, Es gloria que no merecemos, obtenida mediante egoísmo. Examinémonos! Si tenemos los mismos gustos, si actuamos de la misma manera, si utilizamos nuestro tiempo en lo mismo que el mundo lo utiliza; Habremos cambiado?

-Si tiene pico de pato, hace como pato y camina como pato, es? … Pato.-

Nos vemos pronto

El Sermón del monte: práctico.

Todos estos posts del sermón del monte, comenzaron por una reunión en la que se exponía el contexto de un par de los diez mandamientos. El error más grande que podemos cometer es no entender los textos de la Biblia en su contexto histórico, quien los escribe, para quien los escribe, en que momento histórico-espiritual-dispensacional los escribe.

Estos diez, no son los únicos diez Per se. Más bien son un resumen de toda la ley de Moisés y estos diez, a su vez, también se encuentran resumidos en dos:

“Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

Mateo 22:37–39

No me dejes decirlo a mi solamente,

“Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

Romanos 13:9

Haz visto esas reglas flujográficas, que dicen: “Si pasa esto, haz tal cosa y si pasa esto otro, procede de esta otra manera”?

Esto es exactamente lo que este resumen de la ley significa, en caso de duda: Estás amando a tu prójimo como a ti mismo con lo que haces?

Si la respuesta es si, adelante! Si la respuesta es no, detente.

“Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.”

Mateo 5:22–24

El sermón del monte era un llamado a corregir la “sobre-espiritualidad” vacía de quienes lo oyeron por primera vez.

En su contexto judío hablaba de la presentación de ofrenda, que era para perdón de pecados. Era el rito central del templo judío: tener paz con Dios mediante el sacrificio de un holocausto.

Jesús estaba diciendo: Antes de traer sacrificio “físico”, Lo que cuenta es que cumplas la ley verdaderamente al hacer sacrificio espiritual, haciendo lo correcto; no es por un rito.

Ahora hablando a cristianos del siglo 21, quienes sabemos que la Salvación es por medio del Sacrificio de Cristo en la cruz, qué pues tiene que ver dejar la ofrenda frente al altar?

“Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.”

Marcos 11:25

Nuestro momento de sacrificio, no es al llegar a un altar, llevando un cabrito u oveja o cualquier otro.

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.”

Romanos 12:1

En Romanos, se nos ha dicho que nuestro sacrificio, es un sacrificio vivo, nuestro cuerpo el templo del Espíritu Santo y por tanto nuestra vida en general está “frente al altar” siempre. Cada acción una ofrenda, a cada paso: perdonar y pedir perdón. Eso es seguir lo que Dios nos ha enviado.

Hubo una frase famosa en inglés y español que abreviaban wwjd? “Que haría Jesús? “ Lastima que la iglesia en vez de dar la respuesta, la dejó a la Imaginación del mundo o de personas que se llaman cristianos. En vez, la iglesia debe decir: “Yo se lo que haría Jesús: Amar a su prójimo, como ya lo hizo rescatándonos a todos.

Nos vemos pronto.

El Escándalo del Sermón del Monte 1

Tomó mucho tiempo el cambiar la idea errónea de que la tierra era plana.
La misma “iglesia”, en la edad media, castigaba severamente a quien dijera lo contrario; incluso cuando en la misma Biblia, se nos enseña que la tierra es “redonda”.

Isaías 40:22 “Él está sentado sobre el círculo de la tierra, cuyos moradores son como langostas; él extiende los cielos como una cortina, los despliega como una tienda para morar.”

Caso parecido fue el del sermón del monte, en el cual Jesús, quien es Dios, vino a destruir nuestras ideas erróneas acerca de – Bueno – acerca de todo.

Vimos anteriormente como la interpretación equivocada de la ley -pasada de generación, en generación- causó una deformación institucional en cómo se aplicaba y se aplica la ley. Vimos como el Hijo de Dios, tuvo que venir a re-dirigirnos hacia el camino correcto.  En este extracto del sermón completo, podemos ver que nuestro Señor Jesús está tratando de descarrilar el tren de la religión establecida que lleva a la perdición, al tratar de encaminarnos en su Palabra.

Lo que conocemos como el Sermón del Monte y hemos oido muchas veces, que es reverenciado en los círculos cristianos, y es quizá uno de los trozos de escritura más comentados, debe haber comenzado siendo más bien un mensaje escandalizánte.

Un “hijo” de un carpintero, de Belén, de Nazareth (traducido sería: un obrero, sin renombre, pobre y sin estudios) desafiando la, tradición, religión, cultura y estatus socioeconómico-político-académico de la época.

Miremos:

Mateo 5:1-2 “Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos. Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo:”

Mateo 5:3-4 “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.”

Solo aquí en tan pocas palabras ya tenemos un concepto que desafía nuestras normativas. Aquellos de quienes es el Reino de los cielos es de los pobres en espíritu.

Ahora, no sé qué signifique para ti, el ser pobre en espíritu.
El uso más común y errado de esta definición es la frase: “ser un pobre de espíritu” lo que coloquialmente significa: alguien desanimado, miedoso, pusilánime.
Nuestro Rey no puede referirse a esto, pues en otras ocasiones el ser miedoso, pusilánime o desanimado es censurado.

Deuteronomio 20:8
 “Y volverán los oficiales a hablar al pueblo, y dirán: ¿Quién es hombre medroso y pusilánime? Vaya, y vuélvase a su casa, y no apoque el corazón de sus hermanos, como el corazón suyo.”

Josué 1:9 “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.”

Qué es ser entonces pobre en espíritu? Déjame ilustrártelo:

Romanos 8:16El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.”
Mira que no dice pobre en “Espíritu”, sino en “espíritu con minúscula”.
Nuestro espíritu, es el que debe hacerse a un lado para que el Espíritu Santo reine. Aquellos que tienen poco “espíritu”, ahora diríamos menos Ego, menos yo, menos “mi voluntad”; son aquellos que dejan que el Espíritu de Dios obre en ellos, por lo tanto, el Reino de los Cielos es de ellos.

Cambiemos nuestro pensamiento, enrumbémonos y seamos pobres en espíritu.

Nos Vemos Pronto